Guía práctica para el buen uso de leña



Las chimeneas y el calor de la leña son parte de la imagen de la zona centro sur de Chile en el inconsciente colectivo nacional. En el país, la leña es una fuente de primera necesidad para calefacción y cocina, siendo el segundo componente de mayor relevancia en la matriz energética, después del petróleo.

Su bajo valor comercial y la tradición ancestral de su uso son factores que explican que la leña sea de las pocas fuentes de energía relevantes de producción nacional que hoy no posee un sustituto para la población.

Sin embargo, el alto grado del mercado informal y el amplio uso de leña húmeda en calefactores ineficientes, provocan importantes problemas de contaminación y de salud de las personas.

Esta realidad es un problema urgente y que debe ser enfrentado con una mirada amplia y participativa, por este motivo, el Ministerio de Energía de Chile con la ayuda de profesionales de Conaf, y los Ministerios del Medio Ambiente y Agricultura, desarrollaron una guía práctica para el buen uso de leña.

Esta guía tiene seis capítulos. Los capítulos 1, 2 y 6 son de uso general e informativo para todos los que quieran practicar la eficiencia energética en el uso de la leña. Los capítulos 3, 4 y 5 están destinados a los tres principales actores que participan en el mercado de la leña: productores, comerciantes y consumidores, quienes también podrán aprender sobre el uso eficiente de ésta.

Te invitamos conocer la guía práctica para el buen uso de leña dando click aquí

Uruguay marca el rumbo en energía derivada de la biomasa


Las energías renovables en Uruguay siguen su rumbo ascendente en la matriz energética. Mucho se habla de la eólica y la solar, pero hay un tipo de energía que en forma silenciosa les gana: la biomasa.

La participación de la energía derivada de la biomasa, superó por cuarto año consecutivo a la energía de origen fósil, según se desprende del Balance Energético Preliminar dado a conocer recientemente por el Ministerio de Industria, Energía y Minería.

De acuerdo al informe, la biomasa representó en 2019 el 41% de la matriz primaria de energía, mientras que el “petróleo y derivados” alcanzó el 36%. El total de las fuentes renovables alcanzó una participación de 63%, superando las cifras de 2018 (60%) y 2017 (62%).

¿Por qué la biomasa se ha transformado en el principal energético del país? 

Todo empezó con aserradores en el noreste de Uruguay que empezaron a producir su propia energía a través de residuos de madera, pero la expansión llegó en 2007 con la planta de celulosa de UPM (ex Botnia) en Fray Bentos que no solo utiliza la biomasa para su consumo, si no que también vende el excedente de energía eléctrica.

Esas plantas utilizan subproductos de actividades de la industria forestal (astillas y aserrín de aserraderos, trozos de diámetros finos de actividades forestales) y además pueden emplear subproductos de los molinos arroceros (cáscara de arroz).

Te invitamos conocer la nota completa dando click aquí

Promueven las estufas mejoradas en Honduras


El gobierno de Honduras y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) promueven las estufas mejoradas con el objetivo de mejorar la calidad de vida de las familias y contribuir a la meta de reducción del 39 por ciento del consumo de leña y emisiones de gases de efecto invernadero, compromiso de Honduras en la contribución para mitigar el cambio climático.

La Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (MiAmbiente+), y el BID, con el apoyo técnico del Servicio Holandés de Cooperación al Desarrollo impartieron a sectores, la jornada de capacitación “Evaluación sectorial y análisis de brechas del sector de estufas mejoradas de cara al diseño de la Nota Conceptual Acción Nacional Apropiada de Mitigación (NAMA) para Honduras”.

Se presentaron los antecedentes, evolución, contexto institucional y análisis del mercado del sector de estufas mejoradas en Honduras. De igual forma, se llevó a cabo junto con los actores del sector la validación e identificación de las brechas sectoriales, de cara a la definición de acciones estratégicas a incluir en el documento Nota Concepto NAMA de Estufas Mejoradas.

Te invitamos conocer la nota completa dando click aquí

Programa “Centro Integral de Biomasa” sigue avanzando


El programa “Centro Integral de Biomasa” (CIB), llevado a cabo por el Ministerio de Energía de Chile (MEN) y la Agencia de Sostenibilidad Energética, sigue avanzando a paso firme. Esta iniciativa es pionera en Chile y busca fomentar la producción de derivados de biomasa de calidad, que aborden la demanda de calefacción de la región de Aysén con miras a la futura Ley de Biocombustibles Sólidos.
 
“El programa ‘Centro Integral de Biomasa’ es un gran hito para la región de Aysén y para el país. Es el primero que se desarrolla y, sin duda, traerá muchos beneficios a la comunidad. Es una gran noticia que el proceso siga avanzando, ya que permitirá mejorar los estándares de leña y productos derivados de la biomasa que aborden la demanda de calefacción y aporten a la descontaminación de nuestra región”, destacó el Seremi de Energía de Aysén, Juan Luis Amenábar.

Se planea que los CIB estén en operación en agosto del 2021, aproximadamente.

Te invitamos conocer la nota completa dando click aquí

 

El impacto de la cocción limpia

 


La campaña “La cocina limpia es…” es el primer esfuerzo de promoción global diseñado exclusivamente para generar una mayor conciencia, participación y apoyo para la cocción limpia. 

Cocinar limpiamente, es decir, preparar alimentos con estufas y combustibles más limpios y modernos, puede transformar vidas al mejorar la salud. Tiene el potencial de reducir las muertes por enfermedades relacionadas con el humo, mitigar el cambio climático y reducir la contaminación del aire intramuros.

De igual forma emplear tecnologías más limpias puede proporcionar nuevas fuentes de sustento para las mujeres al tiempo que reducen el riesgo y la monotonía de la recolección de combustible, y pueden reducir los gastos domésticos en combustible para cocinar.

Ninguna vida debería estar limitada por la forma en que se cocina. Sin embargo, a nivel mundial, tres mil millones de personas son afectadas por la contaminación de fuegos abiertos o de estufas ineficientes, lo que daña la salud, el clima y el medio ambiente. Las mujeres y las niñas, que a menudo pasan horas cocinando y recogiendo combustible, se ven afectadas de manera desproporcionada.

Los fogones y estufas ineficientes contaminantes emiten una cuarta parte de las emisiones globales de carbono negro, el segundo mayor contribuyente al cambio climático después del dióxido de carbono. 

No existe una única estufa, combustible o modelo comercial que pueda satisfacer todas las necesidades de una familia, comunidad o país. Lograr el acceso universal a soluciones de cocción limpia requiere soluciones integrales, así como una gama amplia de tecnologías y combustibles.

Te invitamos a conocer la nota completa dando click aquí