Evaluación del carbono negro en estufas de leña ampliamente difundidas en México


El Laboratorio de Innovación y Evaluación en Bioenergía (LINEB) ubicado en el Instituto de Investigación en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la UNAM, Campus Morelia, es un espacio dedicado al desarrollo de investigaciones enfocadas a la evaluación y monitoreo de dispositivos de cocción en laboratorio y campo, así como a la cuantificación de gases de efecto invernadero que estos dispositivos generan. Por tal motivo, actualmente existe la necesidad de medir y reducir las emisiones de carbono negro y metano que son contaminantes que contribuyen principalmente al cambio climático.

A través de un trabajo de tesis de maestría de Minerva López, asesorada por el Dr. Víctor Ruiz-García, se evaluaron las emisiones de carbono negro, carbono elemental y carbono orgánico que son compuestos presenten en el hollín de las emisiones de algunas de las tecnologías más usadas para satisfacer necesidades de cocción en las zonas rurales de México.

El estudio evaluó las emisiones de las estufas Onil, Ecostufa y Patsari, así como de un fogón tradicional tipo “U” en ciclos de cocinado que integran los platillos representativos de la región. Los resultados muestran que existen menores contribuciones de carbono elemental en algunos modelos de estufas comparados con el fuego abierto. Además se tienen ahorros energéticos mediante el uso de las estufas de leña. Finalmente, se concluyó que la contribución al calentamiento global de las emisiones del fogón tipo “U” es 20% mayor que la obtenida con las estufas evaluadas.

Laboratorio de Innovación y Evaluación en Bioenergía (LINEB) lanza su nueva página web



El Laboratorio de Innovación y Evaluación en Bioenergía (LINEB) está ubicado en la UNAM, Campus Morelia, México y es coordinado por el Dr. Víctor Ruiz. El LINEB es un laboratorio dedicado a la investigación, oferta de servicios de evaluación y formación de recursos humanos.

El LINEB tiene alcance en el sector residencial, comercial e industrial de pequeña escala. Sus áreas de investigación se enfocan en los biocombustibles, calidad del aire, ahorros energéticos y cambio climático. Colabora activamente con instituciones nacionales e internacionales que tienen como objetivo común, lograr la transición energética y el acceso a la energía limpia.

Recientemente, el LINEB, lanzó su nueva página web, un espacio dedicado a la comunicación y difusión de sus actividades y publicaciones. El LINEB es un referente en Latinoamerica y el Caribe, cuenta con instalaciones de primer nivel, áreas equipadas con tecnología de punta, un sistema de gestión de la calidad y especialistas capacitados. También impulsa el desarrollo de políticas públicas mediante el desarrollo de normativas y estándares nacionales e internacionales.

Para conocer la nueva página web de LINEB te invitamos a dar click aquí



La cocción limpia: Un tema de interés en el nuevo proyecto TIME 2030.

 


El nuevo proyecto TIME 2030 de la revista TIME, es una serie que explora cómo resolver los desafíos más urgentes del mundo y ha destacado a la cocción limpia como una prioridad para la próxima década.

El campeón de la cocción limpia, el Chef estadounidense conocido como José Andrés, tiene un lugar destacado en la serie y destaca los beneficios climáticos, medioambientales, de salud y de género de la transición a estufas y combustibles más limpios y modernos, y afirma que "la cocina limpia es realmente la mejor inversión que podemos hacer para una humanidad más sana y un planeta más saludable".

Es importante considerar que actualmente, casi la mitad de la población mundial todavía depende de fuegos abiertos para cocinar sus alimentos. Y millones de personas, en su mayoría mujeres y sus hijos, mueren cada año a causa del humo y la contaminación generada por el uso de estos dispositivos poco eficientes. Por otra parte, los hijos pueden pasar horas al día recolectando leña, manteniéndolos fuera de la escuela y poniéndolos en situaciones peligrosas cuando salen solos y desprotegidos.

De igual forma, la tala de árboles para ser usados como combustible conduce a la deforestación, provocando deslizamientos de tierra y erosión de tierras fértiles.

Así, la cocción en dispositivos poco eficientes, es un circuito de retroalimentación negativa con enormes consecuencias, y le cuesta a la economía global billones de dólares anualmente. La solución a esta crisis global es simple pero asombrosa: cocinar limpio.

Cocinar sigue siendo un riesgo para la mitad de los latinoamericanos

 


Casi la mitad de la población mundial (4.000 millones de personas, de bajo y mediano ingreso) no pueden cocinar con tecnologías y combustibles limpios, de forma eficiente, segura, asequible y conveniente.
De acuerdo al informe “Estado del acceso a medios para cocinar con energías modernas” del Programa de Asistencia para la Gestión del Sector Energía del Banco Mundial, 1.250 millones de estas personas están en transición para acceder a servicios de energía moderna para cocinar, pero 2.750 millones están muy lejos de lograrlo.
Los expertos del Banco Mundial sugieren que la adopción de los servicios de energía moderna para cocinar va más allá de la eficiencia de las estufas y las emisiones del combustible, que es en lo que se ha hecho énfasis históricamente. Es necesario medir estos atributos en relación con:
  • La exposición, quién cocina, qué se cocina, cómo, por cuánto tiempo y con qué frecuencia.
  • Las condiciones de la vivienda: tamaño, materiales de construcción y calidad de la ventilación.
  • El dinero que se debe invertir en los combustibles y las estufas.
  • La disponibilidad de los combustibles y tecnologías en los mercados locales.
  • La conveniencia o cuánto tiempo toma a las personas conseguir el combustible y preparar las estufas.
  • La seguridad.
De todo esto depende que las personas adopten una combinación limpia de estufa y combustible. Entender este entorno puede contribuir a que los tomadores de decisiones estén mejor informados, a que se puedan formular políticas adecuadas, de acuerdo con cada contexto, que aceleren las soluciones.
Durante los últimos 11 años, se han implementado más de una decena de programas para fomentar el uso de estufas limpias en diversos países de la región, como Perú, El Salvador, Honduras, Guatemala y Nicaragua, pero ahora el reto se enfoca en conocer las necesidades específicas de los usuarios en cada región.


Red Tsiri, un proyecto que busca empoderar a las mujeres

 


La Red Tsiri (maíz en lengua purhépecha) es un esfuerzo colectivo que busca rescatar la riqueza gastronómica, cultural y agronómica que representan las variedades locales de maíz orgánico y el estilo de vida rural en la región de Pátzcuaro y Zirahuén en Michoacán, México.

La red se formó en el año 2009, fruto de la colaboración de investigadores y técnicos del Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C. (GIRA) y el Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental de la UNAM, Campus Morelia (CIGA).

La Red Tsiri, pone en contacto a productores de maíz nativo y ecológico con mujeres de comunidades indígenas, que elaboran tortillas de manera artesanal, y con los consumidores. Es una red libre de intermediarios que impulsa la conservación de la agricultura sostenible y promueve una distribución equitativa de los beneficios, pagando un precio justo a las mujeres indígenas por su mano de obra.

Este proyecto busca el empoderamiento de las mujeres rurales a través de la creación oportunidades que les permite generar un ingreso propio con la venta de productos de alta calidad, dando un valor agregado al maíz nativo de la región.
La Red Tsiri también apoya a las mujeres con la implementación de estufas ecológicas Patsari que reducen en un 50% el consumo de leña y elimina el humo de los hogares, mejorando su calidad de vida y disminuyendo el tiempo que dedican a la recolección de leña.

En el año 2020, la Dra. Marta Astier, investigadora adscrita al CIGA y socia fundadora de la Red Tsiri, recibió el premio “Tierra de Mujeres” de la Fundación Yves Rocher por su compromiso en la lucha diaria a favor del medio ambiente y por su apoyo a todas las mujeres rurales