NUEVO PROYECTO DEL GRUPO INTERUNIVERSITARIO Y DE APOYO A LA RED LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE COCINAS LIMPIAS

El grupo, iniciado en 2016 por las Universidades Politécnica de Madrid (UPM) y Nacional Autónoma de México (UNAM), vuelve a recibir financiación por parte de la UPM para incorporar a más miembros y realizar nuevas actividades en 2017.


En 2016 comenzó un proyecto semilla gracias al apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid, a través de su Convocatoria de Ayudas de Cooperación Universitaria. El proyecto consistía en el fortalecimiento de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias (RLCCL) mediante la creación de un grupo interuniversitario que permitiera dar impulso a las actividades de creación, gestión y difusión de conocimiento y a las capacidades entre los miembros de la red. Ahora se vuelve a recibir financiación por parte de esta convocatoria para comenzar un nuevo proyecto a desarrollar durante el 2017.

El grupo interuniversitario, formado inicialmente por el Laboratorio de Bioenergía del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Grupo de Cooperación en Organización, Calidad y Medio Ambiente (GOCMA), como parte del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM), ha estado desarrollando su actividad de manera exitosa durante el 2016. Gracias al apoyo constante de EnDev GIZ Perú, se ha logrado fortalecer la gestión y comunicación de la RLCCL, dinamizando las interacciones entre sus miembros y desarrollando un plan de comunicación efectivo, para continuar posicionando y visibilizando las acciones y continuar avanzando en la concreción de logros de manera coordinada. 

Estufa Patsari de una de las viviendas analizadas.
A nivel académico, el grupo ha realizado investigaciones conjuntas en temas relacionados con la medición de emisiones de sustancias contaminantes durante la quema de biomasa en tecnologías de cocinado y en el análisis de viviendas rurales con cocinas de leña para mejorar la habitabilidad básica de las mismas. Para ello, se han realizado pruebas, estudios y mediciones en el Laboratorio de Innovación en Estufas de Biomasa (LINEB) de la UNAM, que cuenta con amplia experiencia en la medición de contaminantes como el CO, PM10 y PM2,5 y en la evaluación de cocinas limpias en proyectos internacionales; y se han realizado visitas, entrevistas y análisis de viviendas en varias comunidades rurales del estado de Michoacán (México) gracias al apoyo de la UNAM y del Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C (GIRA).

En el marco académico, también se están realizando actividades de investigación consistentes en la recopilación por países de la región de metodologías utilizadas para estudiar, documentar y monitorear la adopción de estufas y lograr mejoras en los niveles de uso y las necesidades por país; y actividades de difusión de conocimiento, como la organización e impartición de webinars y seminarios sobre la temática. 

El objetivo general de este año es contribuir al fortalecimiento de la componente académica de la Red, ampliando y consolidando el grupo creado en 2016. Para ello se incluyen a nuevos actores con experiencia en la temática: el Instituto de Cooperación en Habitabilidad Básica (ICHaB) de la UPM; el Centro de Pruebas de Cocinado (CPC) de la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia; y el Instituto Andino-Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC) de la Universidad Nacional del Comahue de Argentina. En los próximos años se pretende incluir a más universidades y centros de investigación latinoamericanas y españolas para continuar sumando esfuerzos y consolidar una red académica amplia y sólida que desarrolle trabajos de investigación en temas relacionados con la búsqueda de soluciones de acceso a energía para cocinar. 

Para continuar con las actividades de apoyo a la RLCCL en 2017 se cuenta con el trabajo conjunto de la Global Alliance for Clean Cookstoves y de EnDev GIZ Perú. 

En relación a la componente académica, se han identificado las líneas de investigación que son necesarias desarrollar de forma más profunda. Por un lado, es necesario realizar estudios que incluyan la caracterización de emisiones de contaminantes climáticos de vida corta, como el Black Carbon, del que son escasos los estudios a nivel mundial, y mucho más escasos a nivel latinoamericano. Esto permitirá tener un conocimiento más amplio acerca del potencial de mitigación de cambio climático de las cocinas mejoradas y los combustibles limpios. Además, es necesario ampliar los estudios enfocados a las viviendas, ya que, aunque existen estudios iniciales que relacionan las cocinas mejoradas y la vivienda, todavía queda mucho por hacer en la temática. Se determina en este caso la línea de investigación conjunta enfocada a la caracterización de emisiones, mejora de la adopción y uso de las cocinas, y mejora de las viviendas, a nivel de eficiencia energética y de mejora de habitabilidad básica. 

Todo esto permitirá trabajar en pro de la consecución de distintos derechos humanos, como son el derecho a la igualdad y prohibición de la discriminación, ya que los usuarios de tecnologías no apropiadas, en muchos casos se ven diferenciados por razonas de salud o condición social; derecho a la salud; a la alimentación; a la igualdad de género; a un medio ambiente sano; y a una vivienda adecuada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario