EJE PRIORITARIO DENTRO DE LA RED: MONITOREO E IMPACTOS AMBIENTALES

Respecto al eje de trabajo Monitoreo e Impactos Ambientales, se espera que la Red recopile, procese y difunda información de calidad sobre las tecnologías para cocción instaladas en la región. En este sentido, la Red busca posicionarse como un observatorio referente a nivel regional, mostrando el avance de las tecnologías instaladas, su uso y adopción. Les mostramos los avances de la Red en esta temática y entrevistamos a Anaís Villacorta, especialista en Monitoreo y Cambio Climático de Microsol.

Monitoreo de Adopción de Estufas México
(PROYECTO SUMS-UNAM)

Si bien la región ha venido desarrollando innovadores estudios de monitoreo y de evaluación que han logrado reconocimiento, todavía queda mucho trabajo conjunto en la temática. Ante ello, y en la búsqueda de articular una verdadera red regional, es importante apuntar hacia un sistema estandarizado de monitoreo, que utilice metodologías e indicadores que sean factibles de implementar en los diversos países, ya sea a nivel de proyectos sociales como de mercado.

Existe información sobre diferentes ejemplos puntuales, tales como evaluar el consumo de leña, la edad de la cocina, los impactos en la salud, etc. Pero los estudios de monitoreo que existen responden a objetivos independientes o se limitan únicamente al conteo de estufas entregadas, no a su uso y desempeño. 

Se han identificado que no se conocen estudios sobre el funcionamiento de la tecnología a lo largo del tiempo, es decir, teniendo en cuenta su desgaste. Así, existen pocos estudios sobre la vida útil de las cocinas. Vale la pena mencionar que sí ha podido observarse que las personas van aprendiendo a usar mejor la tecnología, a pesar de su desgaste, pero no existen estudios rigurosos que den cuenta de este proceso.

En líneas generales, en la región, los estudios de monitoreo y evaluación se han realizado bajo diferentes enfoques, tales como inventarios, salud, cambio climático, uso y adopción, etc. Si bien estos estudios han logrado reconocimiento internacional y se han convertido en referentes, dichos esfuerzos aún permanecen poco articulados entre sí.


ACCIONES PRIORIZADAS


Monitoreo de Adopción con SUMs México
(Brigada de Monitoreo Ecotecnológico UNAM-SSA)
Una vez establecido un mercado, si bien se pretende que el monitoreo sea mínimo y simple, sí se considera necesario supervisar el uso de las tecnologías, por ejemplo, a través de un servicio posterior a la entrega del producto. En ese sentido, el monitoreo puede brindar datos que permitan innovar la tecnología y promover la apertura de los mercados, gracias a que los usuarios son una fuente de información para generar cambios y mejoras.

Por otro lado, para conocer los impactos reales de los programas, es necesario llevar a cabo evaluaciones especificas dentro de un marco integral de monitoreo a diferentes escalas, las cuales sean parte de un sistema que incluya el estudio del funcionamiento de la tecnología, la interacción con el usuario (uso y adopción), así como sus efectos socio-culturales, económicos y ambientales. Por ello, es necesario desarrollar y estandarizar las metodologías, los parámetros y los indicadores, de manera que sea posible implementarlos tanto en los proyectos sociales como en los de mercado. En este contexto, se han establecido las siguientes acciones priorizadas:
  1. Unificar conceptos y conformar un comité regional de trabajo. 
  2. Desarrollar una plataforma de fácil acceso con categorías y búsqueda de documentación y estudios de metodologías de monitoreo.
  3. Definir y estandarizar un paquete básico de metodologías e instrumentos con indicadores fundamentales (consumo, salud, calidad de vida, social, ambiental) y validarlo mediante ejercicios piloto en distintos países de la región.
  4. Diseñar el modelo de inversión en el monitoreo.
  5. Difundir las experiencias de monitoreo de la RLCCL.


ENTREVISTA A ANAÍS VILLACORTA


Anaís Villacorta, especialista en 
Monitoreo y Cambio Climático de Microsol
Anaís Villacorta participación en la mesa de trabajo de monitoreo e impactos ambientales en la reunión de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias de Colombia y nos hablará sobre su visión de la reunión y el futuro de la temática.

La experiencia de Anaís, ingeniera ambiental con máster en Ingeniería y ciencias ambientales, ha estado orientada al desarrollo de proyectos de cambio climático y eficiencia energética. Ingresó a Microsol en 2016 como especialista en monitoreo y cambio climático apoyando la coordinación y operación de los procesos de certificación carbono de los socios implementadores de cocinas mejoradas en Perú que hoy forman parte de los Programas de Actividades (PoAs) de Microsol. Actualmente se desempeña como Encargada de Proyectos de Certificación coordinando y operando los nuevos proyectos a ser incluidos dentro de los PoAs Qori Q’oncha y Utsil Naj. 

Anaís, ¿qué le pareció dicha reunión? ¿Podría hacernos un resumen de lo vivido durante esos tres días en la mesa de trabajo?
Formar parte del Encuentro de la RLCCL fue una experiencia muy enriquecedora. Personalmente, fue muy satisfactorio y motivante conocer a los muchos actores de la región que, como Microsol, buscan cambiar una realidad que hoy afecta a millones de personas. En cuanto al trabajo llevado a cabo en la mesa de Monitoreo, fue un espacio de diálogo y participación que permitió recoger las experiencias de la región en la temática e identificar los principales ejes de acción. El monitoreo de las cocinas limpias y de sus impactos es un tema complejo ya que se han identificado distintas escalas de implementación que definen criterios claves como el nivel de frecuencia, tamaño de muestra, tipos de medición y tipos de indicadores, que a su vez dependerán del objetivo del estudio/evaluación que se quiera llevar a cabo (interés tecnológico, socio-cultural, ambiental o económico) y del presupuesto del que se disponga. Ante esta realidad, el grupo vio la necesidad de estandarizar metodologías de monitoreo por tipo de escala (grado de complejidad y costo) y desarrollar las herramientas y los instrumentos para la recogida de información y el procesamiento. En la mesa de trabajo surgió también la interrogante acerca de qué actor es el que debe cubrir el costo de monitoreo y debe asumir el rol de estas actividades bajo un enfoque de mercado. De ahí se propuso incluir el costo de monitoreo en el precio de las cocinas, y definir las acciones mínimas a este respecto del implementador.

¿Qué se está haciendo al respecto? ¿Hay algún trabajo de coordinación que se esté llevando a cabo?
A nivel Perú se tiene programado para Julio del presente año, realizar un proyecto de Norma Técnica sobre evaluación de cocinas a biomasa en campo. Esta norma contempla evaluar variables cómo consumo de leña por persona, consumo específico de combustible, tiempo de cocción y performance de la cocina. Actualmente se está finalizando un proyecto de Norma Técnica para adopción de cocinas a biomasa, que luego pasaría a sesiones de Comité para su revisión y aprobación. En esta norma se propone una encuesta y metodología sencillas para medir el estado de la adopción de las cocinas. Finalmente se encuentra también en proceso de elaboración, la norma técnica para medir la concentración de polución en interiores en condiciones controladas de laboratorio. Cabe resaltar que las normas técnicas se trabajan a nivel de grupos de trabajo por distintos representantes del sector que incluyen al gobierno, ONGs, cooperación internacional, la academia, empresa privada, etc.
A nivel de la Red, las coordinaciones para llevar a cabo las acciones priorizadas en el grupo de Monitoreo no han comenzado, pero desde Microsol, seguimos trabajando en la materia mejorando nuestras metodologías de cálculo de indicadores, actualizando nuestras encuestas y mejorando nuestras herramientas para el recojo y tratamiento de información. 

¿Cuáles serían los próximos pasos para lograr concretar las acciones priorizadas de la mesa?
En la mesa de trabajo se desarrollaron cinco acciones, de las cuales tres requieren de financiamiento, por lo que se debe ir pensando en formas de recaudación de fondos para ponerlas en marcha. Dentro de las acciones que no requieren de financiamiento, se encuentra la búsqueda de consenso en la definición de conceptos de monitoreo. Se propuso crear un comité específico representado por algunas instituciones de la Red con el fin de crear un documento con conceptos claves, de parámetros y variables, para su divulgación e iniciar un proceso de discusión. Se espera que todos los actores de la red se involucren y den su opinión al respecto.

EJE PRIORITARIO DENTRO DE LA RED: ESTÁNDARES Y CALIDAD

Este eje de trabajo, estándares y calidad, busca que a través de normas, así como de los mecanismos de evaluación y certificación, se asegure que las tecnologías de cocinado cumplan con los estándares de seguridad, eficiencia y durabilidad. Les mostramos los avances de la Red en esta temática y entrevistamos a Víctor Ruiz, coordinador del Laboratorio de Innovación y Evaluación de Estufas de Biomasa (LINEB-UNAM) y secretario del comité de la Norma Mexicana de Estufas que funcionan con Leña.


En líneas generales, a la fecha pocos países en Latinoamérica cuentan con una norma, ya sea ésta oficial o voluntaria de cocinas limpias. Además, las normas y reglamentos existentes (o en desarrollo) no son homogéneos entre países. En ese sentido, desde la RLCCL se pretende promover la conformación de comités nacionales que puedan participar en los comités internacionales del a ISO (TC-285). 

Water Boiling Test en el
Laboratorio de Estufas (LINEB)
Si bien se busca apuntar hacia un estándar, vale mencionar que el estándar internacional ISO aplica sólo parcialmente al contexto Latinoamericano, por lo que inclusive entre Centroamérica y Sudamérica se deberán diferenciar algunos estándares. En dicha línea, los parámetros de laboratorio pueden ayudar a construir estándares de evaluación en campo. Asimismo, se propone fomentar la fabricación de laboratorios acordes a las capacidades y necesidades de las zonas específicas de cada país y la transferencia de conocimiento entre países para fortalecer el desarrollo de capacidades e investigación, con el fin de que se impulse la innovación tecnológica.

Es importante tener en cuenta que el montaje y mantenimiento de los laboratorios es costoso y no todos los fabricantes están dispuestos a pagar por sus servicios. No obstante, vale recordar la estrategia en México para la sostenibilidad de los laboratorios, la cual consiste en mostrar la ventaja de tener laboratorios como inversión a largo plazo para la investigación y el mejoramiento de las estufas.

Asimismo, otro incentivo para su uso es fomentar la certificación de estufas y realizar alianzas con universidades. En ese sentido, los laboratorios deben ser vistos como un modelo de negocio y ampliar sus servicios, por ejemplo, yendo más allá de la certificación al ofrecer innovación.

Mesa de trabajo de Estándares y Calidad en la reunión de Bogotá

ACCIONES PRIORIZADAS


Es indispensable comprometer a países e instituciones en el desarrollo de laboratorios y estándares que permitan homogeneizar la información y replicar intervenciones exitosas. En ese sentido, se han establecido las siguientes acciones priorizadas en la reunión realizada en Bogotá, que se presentan a continuación:
  1. Experiencias de laboratorios. Como primera medida, se ve necesario difundir las experiencias exitosas en montajes de laboratorios (paso por paso).
  2. Bases de datos por país. Se requiere generar bases de datos por país para ser publicadas a través de la RLCCL. Es ese sentido, se debe contar con información sobre los centros de pruebas, datos de evaluaciones de estufas (fijas o portátiles), así como la elaboración de las líneas base.
  3. Estado de la norma en cada país y adecuación a la norma ISO. Es igualmente importante difundir el estado de la norma en cada país, así como el de la norma internacional, buscando su vinculación al comité técnico ISO. En ese sentido, se debe buscar adecuar la norma ISO a Latinoamérica para estandarizar los indicadores de medición en el contexto Latinoamericano y del Caribe, así como consolidar la posición de Latinoamérica como red ante la ISO.
  4. Información de campo. Finalmente, es necesario generar una base de datos de los proyectos en campo y difundir los protocolos a los desarrolladores de proyectos, por ejemplo, en cuanto a consumo de leña.


ENTREVISTA A VÍCTOR RUIZ


M.C. Víctor Ruiz
A continuación les mostramos la entrevista a Víctor Ruiz, quien en la reunión de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias de Colombia, fue el representante de la mesa de estándares y calidad y nos hablará sobre la reunión y el futuro de la temática.

El M.C. Víctor Ruíz es Ingeniero Químico y tiene maestría en Ingeniería Ambienta. Actualmente realiza investigaciones en el Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) y la Facultad de Ingeniería, ambos de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y es el coordinador del Laboratorio de Innovación y Evaluación de Estufas de Biomasa (LINEB-UNAM). Además de impartir clases en temas de energía y medio ambiente en la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES-UNAM), entre sus proyectos más recientes, se encuentra ser colaborador en el Clúster de Biocombustibles Sólidos del Centro Mexicano de Bioenergía y “Enhancing Regional Stove Testing Capacities in Latin America (RFP 14-1)” financiado por la Fundación de las Naciones Unidas. Además, Víctor es secretario en el comité de la Norma Mexicana de Estufas que funcionan con Leña:

Víctor, ¿qué le pareció dicha reunión? ¿Podría hacernos un resumen de lo vivido durante esos tres días en la mesa de trabajo?
La reunión en Colombia permitió el acercamiento entre los diferentes actores del eje prioritario de estándares y calidad enfocado a LA. Colombia como cede mostró los avances y perspectivas del programa de estufas de cocción con leña. Se compartieron las experiencias exitosas de laboratorios de evaluación de LA destacando la participación de México y Bolivia (cabe mencionar que México es primer país que tendrá las capacidades para medir contaminantes de vida corta como metano, hidrocarburos de cadena corta, carbono negro y carbono elemental), así como las necesidades de laboratorios emergentes como Colombia, Guatemala y Nicaragua. Se mostró la necesidad de la creación de una base de datos por país que muestre parámetros de desempeño energético y de emisiones a nivel laboratorio y campo. Se pretende a mediano plazo que cada país conforme un comité para elaborar una Norma Nacional mediante la tropicalización de los protocolos internacionales y en paralelo integrarse al comité internacional ISO TC-285.
¿Qué se está haciendo al respecto? ¿Hay algún trabajo de coordinación que se esté llevando a cabo?
México apoyará a Colombia para el montaje y operación de un laboratorio de evaluación de estufas de leña, actualmente se está delimitando el alcance.
Por otro lado, actualmente existe una iniciativa de trabajo donde México plantea medir tasas de emisiones fugitivas de estufas con chimenea que funcionan con leña y estimar mediante un modelo de caja las concentraciones en el cuarto de cocinado, buscando validar el método con mediciones en campo y comparando con las concentraciones límite propuestas por la Organización Mundial de la Salud. México coordinará esta actividad y buscará que otros laboratorios de latinoamerica se sumen.
¿Cuáles serían los próximos pasos para lograr concretar las acciones priorizadas de la mesa?
  1. A corto plazo, que los laboratorios consolidados brinden información a los laboratorios emergentes para que estos conozcan los protocolos de evaluación en los que se puedan consolidar así como dominar las técnicas de evaluación de desempeño energético, emisiones a la atmosfera y/o emisiones intramuros.
  2. A mediano plazo se planea que Bolivia y Perú se sumen a las mediciones de emisiones fugitivas y de esta manera comenzar a generar una base de datos.

PUBLICACIÓN: INFORME DEL TALLER - ENCUENTRO EN BOGOTÁ DE LA RED LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE COCINAS LIMPIAS

El pasado mes de noviembre la Red llevó a cabo un encuentro, con la participación de 9 países, gracias al apoyo de la Alianza Global de Cocinas Limpias, el Banco Mundial y EnDev-GIZ. El objetivo del mismo era la configuración de la Red para posicionar a la región en el ámbito internacional para compartir y poder participar en futuras oportunidades para el beneficio regional.

La reunión de Bogotá fue un éxito. Se trabajó en cuatro ejes temáticos dividiendo a los participantes según experiencias, para enriquecer cada tema, logrando un consenso que ya se publicó en el blog (“Declaración de Bogotá – 2016”) y la firma de un documento y plan de trabajo para iniciar la estructuración legal de la red.

La división de trabajo en el encuentro se estructuró por mesas de acuerdo a los ejes temáticos: Mesa de monitoreo e impactos, mesa de estándares y calidad, mesa de mercado y nuevos productos, mesa de políticas públicas y se instaló una quinta mesa para preparar una propuesta formal para la red y ser consensuada con todos los participantes. 

Hoy les mostramos la publicación: "Camino a la consolidación estratégica regional", que resume los tres días de trabajo de los participantes; a lo largo de las próximas semanas, se irán publicando los resultados en cada una de las mesas.

--

PUBLICATION: REPORT OF THE WORKSHOP - ENCOUNTER OF THE LATIN AMERICAN AND CARIBBEAN CLEAN COOKSTOVE ALLIANCE IN COLOMBIA


Last November, the Network held a meeting, with the participation of 9 countries, thanks to the support of the Global Alliance for Clean Cookstoves, the World Bank and EnDev-GIZ. The objective was to set up the Network in order to position the region in the international arena to share and participate in future opportunities for the regional benefit.

The meeting was a success. The work was done in four priority areas and participants were divided according to their experiences, to enrich each topic, reaching to a consensus, which has been already published in the blog (“Bogota Declaration – 2016”) and the execution of a document and a working plan to begin with the legal structure of the network. 

In the encounter, the work was divided into four working groups according to the priority axes: monitoring and impacts, standards and quality, market and new products and public policies; and a fifth group was set up to prepare a formal proposal for the network to be approved by participants. 

Today, we present the publication: "On the way to a strategic regional consolidation", summarizing the three working days; over the next weeks we will publish the results of each working group.

FOCAEP - HISTORIA DE LA SEÑORA NUSLE XIOMARA MARTÍNEZ


La señora Nusle Xiomara Martínez, beneficiaria del proyecto de estufas mejoradas del FOCAEP, casada y con 4 hijos, se dedica a la agricultura, elaboración de lazos y hamacas. Ella es residente de la comunidad del Carbonal Manto, Olancho, donde adquirió su Estufa Mejorada de Leña por medio de la Fundación PROLANCHO, organización que actualmente trabaja con el Fondo Centroamericano para el Acceso a la Energía y Reducción de la Pobreza (FOCAEP).


Olancho, Honduras
La señora Nusle
Xiomara Martínez
Durante la construcción de la estufa, la señora Martinez ha participado de un proceso de capacitación sobre uso y mantenimiento adecuados. El costo total de la estufa fue de US$85 (FOCAEP aporta US$40, la beneficiaria US$25 y Fundación PROLANCHO US$20).  

“Antes de adquirir la estufa mejorada, los niños en lugar de hacer sus tareas primero, tenían que ir a recolectar leña debido al alto consumo con el fogón tradicional, a la vez afectando la salud por tanta contaminación de humo dentro de la casa". Esta beneficiaria manifiesta que: “antes con mi fogón tradicional gastaba seis palos por cada comida, ahora me encuentro con mucha alegría porque con dos palitos puedo cocinar cada vez que preparo la comida.”

Nos cuenta que ya no tiene que ir al campo varias veces para buscar la leña como lo hacía antes y tener que caminar largas distancias (dos horas de camino) dos veces a la semana, con el ahorro de la nueva estufa solo tiene que hacerlo una vez, y durante la época de lluvia está ahorrando 300 Lps cuando tiene que comprarla representando un 5% de gasto adicional. Este dinero ahora lo invierte en el pasaje de autobús de los niños a la escuela y para comprar comida, mientras que el tiempo ahorrado lo utiliza para ayudar a sus hijos con los estudios.

“… la estufa calienta muy rápido, tanto que si deja mucho tiempo las tortillas se me pueden quemar”, nos menciona en tono gracioso. Señala también que “la estufa funciona muy bien y no la cambiaría por nada, mucho menos para regresar al uso del fogón tradicional”.
Con la nueva estufa, esta beneficiaria ha percibido mejoramiento de su salud debido a que no hay humo dentro de la casa, y hasta el momento no ha gastado dinero para llevar a sus cuatro hijos al centro de salud para atenderlos por enfermedades respiratorias causadas por el humo, ya que con el fogón tradicional los llevaba unas diez veces al año.

La casa de la señora Martínez
“Incluso mi casa se ha visto beneficiada -nos comenta- porque ya no tengo que cambiar de láminas del techo y la pintura de la cocina, mis platos se ven limpios y la cocina luce más bonita y limpia".


NUEVO PROYECTO DEL GRUPO INTERUNIVERSITARIO Y DE APOYO A LA RED LATINOAMERICANA Y DEL CARIBE DE COCINAS LIMPIAS

El grupo, iniciado en 2016 por las Universidades Politécnica de Madrid (UPM) y Nacional Autónoma de México (UNAM), vuelve a recibir financiación por parte de la UPM para incorporar a más miembros y realizar nuevas actividades en 2017.


En 2016 comenzó un proyecto semilla gracias al apoyo de la Universidad Politécnica de Madrid, a través de su Convocatoria de Ayudas de Cooperación Universitaria. El proyecto consistía en el fortalecimiento de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias (RLCCL) mediante la creación de un grupo interuniversitario que permitiera dar impulso a las actividades de creación, gestión y difusión de conocimiento y a las capacidades entre los miembros de la red. Ahora se vuelve a recibir financiación por parte de esta convocatoria para comenzar un nuevo proyecto a desarrollar durante el 2017.

El grupo interuniversitario, formado inicialmente por el Laboratorio de Bioenergía del Instituto de Investigaciones en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES) de la Universidad Nacional Autónoma de México y el Grupo de Cooperación en Organización, Calidad y Medio Ambiente (GOCMA), como parte del Centro de Innovación en Tecnología para el Desarrollo Humano de la Universidad Politécnica de Madrid (itdUPM), ha estado desarrollando su actividad de manera exitosa durante el 2016. Gracias al apoyo constante de EnDev GIZ Perú, se ha logrado fortalecer la gestión y comunicación de la RLCCL, dinamizando las interacciones entre sus miembros y desarrollando un plan de comunicación efectivo, para continuar posicionando y visibilizando las acciones y continuar avanzando en la concreción de logros de manera coordinada. 

Estufa Patsari de una de las viviendas analizadas.
A nivel académico, el grupo ha realizado investigaciones conjuntas en temas relacionados con la medición de emisiones de sustancias contaminantes durante la quema de biomasa en tecnologías de cocinado y en el análisis de viviendas rurales con cocinas de leña para mejorar la habitabilidad básica de las mismas. Para ello, se han realizado pruebas, estudios y mediciones en el Laboratorio de Innovación en Estufas de Biomasa (LINEB) de la UNAM, que cuenta con amplia experiencia en la medición de contaminantes como el CO, PM10 y PM2,5 y en la evaluación de cocinas limpias en proyectos internacionales; y se han realizado visitas, entrevistas y análisis de viviendas en varias comunidades rurales del estado de Michoacán (México) gracias al apoyo de la UNAM y del Grupo Interdisciplinario de Tecnología Rural Apropiada, A.C (GIRA).

En el marco académico, también se están realizando actividades de investigación consistentes en la recopilación por países de la región de metodologías utilizadas para estudiar, documentar y monitorear la adopción de estufas y lograr mejoras en los niveles de uso y las necesidades por país; y actividades de difusión de conocimiento, como la organización e impartición de webinars y seminarios sobre la temática. 

El objetivo general de este año es contribuir al fortalecimiento de la componente académica de la Red, ampliando y consolidando el grupo creado en 2016. Para ello se incluyen a nuevos actores con experiencia en la temática: el Instituto de Cooperación en Habitabilidad Básica (ICHaB) de la UPM; el Centro de Pruebas de Cocinado (CPC) de la Universidad Mayor de San Andrés de Bolivia; y el Instituto Andino-Patagónico de Tecnologías Biológicas y Geoambientales (IPATEC) de la Universidad Nacional del Comahue de Argentina. En los próximos años se pretende incluir a más universidades y centros de investigación latinoamericanas y españolas para continuar sumando esfuerzos y consolidar una red académica amplia y sólida que desarrolle trabajos de investigación en temas relacionados con la búsqueda de soluciones de acceso a energía para cocinar. 

Para continuar con las actividades de apoyo a la RLCCL en 2017 se cuenta con el trabajo conjunto de la Global Alliance for Clean Cookstoves y de EnDev GIZ Perú. 

En relación a la componente académica, se han identificado las líneas de investigación que son necesarias desarrollar de forma más profunda. Por un lado, es necesario realizar estudios que incluyan la caracterización de emisiones de contaminantes climáticos de vida corta, como el Black Carbon, del que son escasos los estudios a nivel mundial, y mucho más escasos a nivel latinoamericano. Esto permitirá tener un conocimiento más amplio acerca del potencial de mitigación de cambio climático de las cocinas mejoradas y los combustibles limpios. Además, es necesario ampliar los estudios enfocados a las viviendas, ya que, aunque existen estudios iniciales que relacionan las cocinas mejoradas y la vivienda, todavía queda mucho por hacer en la temática. Se determina en este caso la línea de investigación conjunta enfocada a la caracterización de emisiones, mejora de la adopción y uso de las cocinas, y mejora de las viviendas, a nivel de eficiencia energética y de mejora de habitabilidad básica. 

Todo esto permitirá trabajar en pro de la consecución de distintos derechos humanos, como son el derecho a la igualdad y prohibición de la discriminación, ya que los usuarios de tecnologías no apropiadas, en muchos casos se ven diferenciados por razonas de salud o condición social; derecho a la salud; a la alimentación; a la igualdad de género; a un medio ambiente sano; y a una vivienda adecuada.