HONDURAS: Lanzamiento de la Norma OHN 97001:2017, estufas mejoradas

El 27 de junio del 2017 se realizó la firma de la Carta de intención plataforma interinstitucional para el desarrollo de la cadena de valor de estufas mejoradas, en el marco del Lanzamiento de la Norma OHN 97001: 2017 Estufas Mejoradas - Requisitos y Métodos de Ensayo para la Clasificación y Categorización realizada por el Organismo Hondureño de Normalización (OHN).

TALLER CAMPAMENTO ESTUFERO – LAS CAÑADAS

El Taller Campamento Estufero se llevó a cabo del 1 al 6 de mayo en el Centro de Permacultura las Cañadas, en Huatusco, Veracruz (México), gracias al esfuerzo conjunto de distintas organizaciones (ver imagen inferior).



EJE PRIORITARIO DENTRO DE LA RED: MERCADO Y NUEVOS PRODUCTOS

El eje estratégico de mercado y nuevos productos se presenta como un mecanismo para asegurar la sostenibilidad del acceso. Desde este eje, los países de la RLCCL concuerdan en fortalecer el desarrollo de las empresas y las cadenas de distribución. Les mostramos los avances de la Red en esta temática y entrevistamos a Angélica Fort, Coordinadora Técnico Nacional del Fondo de Acceso Sostenible a Energía Renovable Térmica (FASERT), financiado por EnDev e implementado por el IICA.

EJE PRIORITARIO DENTRO DE LA RED: POLÍTICAS PÚBLICAS Y FINANCIAMIENTO

Mediante el diseño de Políticas Públicas se busca garantizar la sostenibilidad del acceso a la energía limpia para cocinar, así como entender cómo ha evolucionado el tema en cada país en los últimos años, teniendo en cuenta asimismo los modelos de financiamiento presentes en cada contexto. Les mostramos los avances de la Red en esta temática y entrevistamos a Ana Moreno, directora del Proyecto Energía, Desarrollo y Vida (EnDev-GIZ), Perú.


Mesa de trabajo sobre Políticas Públicas
en la reunión de la RLCCL en Bogotá
Respecto al eje de políticas públicas y financiamiento (ya sea público o privado), se busca que las experiencias y lecciones aprendidas en los países más adelantados en el sector, ayuden a los otros mediante estrategias de incidencia. Esto, con el fin de posicionar el tema en la agenda de cada país a partir del compromiso con actores clave, ya sea a nivel político o social. Además, se buscará favorecer la creación de un marco legal que impulse la inversión de cocinas limpias. 

En América Latina, durante la última década ha habido un predominio de políticas con un enfoque asistencialista, no existiendo criterios certeros de focalización para la selección de los usuarios. Asimismo, las políticas públicas no contemplaron el establecimiento del mercado de cocinas mejoradas que aseguren la sostenibilidad de las mismas.


ACCIONES PRIORIZADAS

Partiendo de la revisión del estado de las políticas públicas implementadas en Latinoamérica, se reconocen cinco acciones fundamentales para dar continuidad y sostenibilidad al tema de cocinas limpias. Estas acciones se deberían tener en cuenta para la formulación e implementación de políticas públicas en cocinas limpias en cada país.
  1. Concebir las políticas en cocinas limpias como políticas de Estado y no de gobierno: Esto se propone a partir de las experiencias vividas en varios países, en donde si bien determinados gobiernos de turno han promovido las cocinas limpias, al finalizar el periodo de mandato, dicho apoyo se ve interrumpido. Ante ésta situación (y dada la importancia del tema), se deberán promover políticas de Estado, pues de ésta manera se garantizarían acciones continuas en el tiempo.
  2. Utilizar los criterios técnicos de expertos, teniendo en cuenta la realidad del problema: Dada la situación de varios países, en la cual los gobiernos no cuentan directamente con la asesoría de los expertos en el tema, es fundamental que en la formulación e implementación de las políticas, el gobierno recurra al asesoramiento de expertos en cocinas limpias. De igual manera, es fundamental que durante todo el proceso se acoten claramente las necesidades acordes a la realidad del país.
  3. Mejorar los sistemas de información estadística: Es identificable que no se cuenta con sistemas de información que permitan obtener datos estadísticos estandarizados a nivel de Latinoamérica. Por ello, la RLCCL podría definir cómo recopilar dicha información.
  4. Flexibilidad para adaptarse a los avances tecnológicos: La política pública debería ser concebida de tal manera que permita incluir los avances tecnológicos y no estar diseñada únicamente para ofrecer un modelo o un tipo de cocina limpia específico. Para ello, se propone tener en cuenta éste concepto en el momento de la formulación.
  5. Mecanismo de control: Es importante que el gobierno vigile el cumplimiento de los criterios técnicos, así como las fases de monitoreo y evaluación en los procesos de implementación de cocinas. Para ello, se propone buscar un mecanismo de control por país, el cual se encargue de llevar a cabo ésta tarea.

ENTREVISTA A ANA MORENO


Ana Moreno
Directora del Proyecto Energía,
Desarrollo y Vida (EnDev-GIZ)
Ana Moreno, directora del Proyecto Energía, Desarrollo y Vida (EnDev-GIZ), fue la representante de la mesa de trabajo de políticas públicas y financiamiento en la reunión de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias de Colombia y nos hablará sobre su visión de la reunión y el futuro de la temática.

Ana, ¿qué le pareció dicha reunión? 
El segundo encuentro de la Red Latinoamericana de Cocinas Limpias fue una experiencia gratificante y a la vez me permitió constatar que el trabajo en RED es obligatorio si queremos visibilizar el trabajo de la región en relación a la temática de cocinas limpias.
¿Podría hacernos un resumen de lo vivido durante esos tres días en la mesa de trabajo?
Durante los tres días de trabajo compartimos información, experiencias no solo las exitosas sino también aquellas que no lo fueron. Así mismo aprovechamos para escuchar puntos de vista de los diversos expertos que estuvieron en la mesa, teníamos expertos de la cooperación internacional, de instituciones públicas, privadas y de la academia.
¿Qué se está haciendo al respecto? 
Fue muy enriquecedor compartir con expertos de diferentes organizaciones, los cuales sobre los diferentes marcos legales y normativos que se han desarrollado e implementado en la última década en los diferentes países de América Latina que estaban presentes en la mesa. Vale la pena mencionar que en cada uno de los países presentes ha habido avances en el marco normativo. Los instrumentos utilizados son muy diversos: se habló de campañas, decretos de urgencia, leyes, creación de fondos sociales, la mayoría de estos dirigidos a permitir financiamiento de la tecnologías. Llamo la atención que en muy pocos países han desarrollado mecanismos normativos para asegurar la calidad de las tecnologías que se van a financiar. Fue interesante constatar que el tema energía para cocinar no solamente es considerado responsabilidad del sector energía sino que ha sido asignado a sectores como vivienda, inclusión social, medio ambiente y competitividad. Finalmente vale la pena mencionar que los expertos concluyen que las políticas referentes al tema de energía para cocinar han sido predominantemente asistencialistas que no contemplaron el desarrollo de mercados locales especialmente para asegurar la sostenibilidad de las tecnologías. Así mismo se mencionó que hay grandes vacíos en la focalización de los usuarios. 
¿Hay algún trabajo de coordinación que se esté llevando a cabo? 
Si te refieres a algún trabajo coordinado en el área de políticas entre los países no se mencionó ninguno en la mesa.
¿Cuáles serían los próximos pasos para lograr concretar las acciones priorizadas de la mesa? 
Se priorizaron cinco acciones fundamentales. La primera relacionada con la generación de marcos legales que sean políticas de estando y no planteamientos de gobierno que no tiene continuidad en el tiempo. La segunda relacionada con la necesidad de contar con datos fiables para diseñar experiencias exitosas tales como tipo de combustibles, costumbres culinarias, existencia de oferta, determinación del tamaño de la demanda etc. En tercer lugar se considera que las políticas y marcos legales deben ser trabajadas por expertos en el tema. La cuarta y quinta acción están ligadas a el reconocimiento e inclusión de innovaciones en cuanto a tecnología y mecanismo de seguimiento y monitoreo para saber si se están alcanzando los resultados e impactos propuestos.

EJE PRIORITARIO DENTRO DE LA RED: MONITOREO E IMPACTOS AMBIENTALES

Respecto al eje de trabajo Monitoreo e Impactos Ambientales, se espera que la Red recopile, procese y difunda información de calidad sobre las tecnologías para cocción instaladas en la región. En este sentido, la Red busca posicionarse como un observatorio referente a nivel regional, mostrando el avance de las tecnologías instaladas, su uso y adopción. Les mostramos los avances de la Red en esta temática y entrevistamos a Anaís Villacorta, especialista en Monitoreo y Cambio Climático de Microsol.

Monitoreo de Adopción de Estufas México
(PROYECTO SUMS-UNAM)

Si bien la región ha venido desarrollando innovadores estudios de monitoreo y de evaluación que han logrado reconocimiento, todavía queda mucho trabajo conjunto en la temática. Ante ello, y en la búsqueda de articular una verdadera red regional, es importante apuntar hacia un sistema estandarizado de monitoreo, que utilice metodologías e indicadores que sean factibles de implementar en los diversos países, ya sea a nivel de proyectos sociales como de mercado.

Existe información sobre diferentes ejemplos puntuales, tales como evaluar el consumo de leña, la edad de la cocina, los impactos en la salud, etc. Pero los estudios de monitoreo que existen responden a objetivos independientes o se limitan únicamente al conteo de estufas entregadas, no a su uso y desempeño. 

Se han identificado que no se conocen estudios sobre el funcionamiento de la tecnología a lo largo del tiempo, es decir, teniendo en cuenta su desgaste. Así, existen pocos estudios sobre la vida útil de las cocinas. Vale la pena mencionar que sí ha podido observarse que las personas van aprendiendo a usar mejor la tecnología, a pesar de su desgaste, pero no existen estudios rigurosos que den cuenta de este proceso.

En líneas generales, en la región, los estudios de monitoreo y evaluación se han realizado bajo diferentes enfoques, tales como inventarios, salud, cambio climático, uso y adopción, etc. Si bien estos estudios han logrado reconocimiento internacional y se han convertido en referentes, dichos esfuerzos aún permanecen poco articulados entre sí.


ACCIONES PRIORIZADAS


Monitoreo de Adopción con SUMs México
(Brigada de Monitoreo Ecotecnológico UNAM-SSA)
Una vez establecido un mercado, si bien se pretende que el monitoreo sea mínimo y simple, sí se considera necesario supervisar el uso de las tecnologías, por ejemplo, a través de un servicio posterior a la entrega del producto. En ese sentido, el monitoreo puede brindar datos que permitan innovar la tecnología y promover la apertura de los mercados, gracias a que los usuarios son una fuente de información para generar cambios y mejoras.

Por otro lado, para conocer los impactos reales de los programas, es necesario llevar a cabo evaluaciones especificas dentro de un marco integral de monitoreo a diferentes escalas, las cuales sean parte de un sistema que incluya el estudio del funcionamiento de la tecnología, la interacción con el usuario (uso y adopción), así como sus efectos socio-culturales, económicos y ambientales. Por ello, es necesario desarrollar y estandarizar las metodologías, los parámetros y los indicadores, de manera que sea posible implementarlos tanto en los proyectos sociales como en los de mercado. En este contexto, se han establecido las siguientes acciones priorizadas:
  1. Unificar conceptos y conformar un comité regional de trabajo. 
  2. Desarrollar una plataforma de fácil acceso con categorías y búsqueda de documentación y estudios de metodologías de monitoreo.
  3. Definir y estandarizar un paquete básico de metodologías e instrumentos con indicadores fundamentales (consumo, salud, calidad de vida, social, ambiental) y validarlo mediante ejercicios piloto en distintos países de la región.
  4. Diseñar el modelo de inversión en el monitoreo.
  5. Difundir las experiencias de monitoreo de la RLCCL.


ENTREVISTA A ANAÍS VILLACORTA


Anaís Villacorta, especialista en 
Monitoreo y Cambio Climático de Microsol
Anaís Villacorta participación en la mesa de trabajo de monitoreo e impactos ambientales en la reunión de la Red Latinoamericana y del Caribe de Cocinas Limpias de Colombia y nos hablará sobre su visión de la reunión y el futuro de la temática.

La experiencia de Anaís, ingeniera ambiental con máster en Ingeniería y ciencias ambientales, ha estado orientada al desarrollo de proyectos de cambio climático y eficiencia energética. Ingresó a Microsol en 2016 como especialista en monitoreo y cambio climático apoyando la coordinación y operación de los procesos de certificación carbono de los socios implementadores de cocinas mejoradas en Perú que hoy forman parte de los Programas de Actividades (PoAs) de Microsol. Actualmente se desempeña como Encargada de Proyectos de Certificación coordinando y operando los nuevos proyectos a ser incluidos dentro de los PoAs Qori Q’oncha y Utsil Naj. 

Anaís, ¿qué le pareció dicha reunión? ¿Podría hacernos un resumen de lo vivido durante esos tres días en la mesa de trabajo?
Formar parte del Encuentro de la RLCCL fue una experiencia muy enriquecedora. Personalmente, fue muy satisfactorio y motivante conocer a los muchos actores de la región que, como Microsol, buscan cambiar una realidad que hoy afecta a millones de personas. En cuanto al trabajo llevado a cabo en la mesa de Monitoreo, fue un espacio de diálogo y participación que permitió recoger las experiencias de la región en la temática e identificar los principales ejes de acción. El monitoreo de las cocinas limpias y de sus impactos es un tema complejo ya que se han identificado distintas escalas de implementación que definen criterios claves como el nivel de frecuencia, tamaño de muestra, tipos de medición y tipos de indicadores, que a su vez dependerán del objetivo del estudio/evaluación que se quiera llevar a cabo (interés tecnológico, socio-cultural, ambiental o económico) y del presupuesto del que se disponga. Ante esta realidad, el grupo vio la necesidad de estandarizar metodologías de monitoreo por tipo de escala (grado de complejidad y costo) y desarrollar las herramientas y los instrumentos para la recogida de información y el procesamiento. En la mesa de trabajo surgió también la interrogante acerca de qué actor es el que debe cubrir el costo de monitoreo y debe asumir el rol de estas actividades bajo un enfoque de mercado. De ahí se propuso incluir el costo de monitoreo en el precio de las cocinas, y definir las acciones mínimas a este respecto del implementador.

¿Qué se está haciendo al respecto? ¿Hay algún trabajo de coordinación que se esté llevando a cabo?
A nivel Perú se tiene programado para Julio del presente año, realizar un proyecto de Norma Técnica sobre evaluación de cocinas a biomasa en campo. Esta norma contempla evaluar variables cómo consumo de leña por persona, consumo específico de combustible, tiempo de cocción y performance de la cocina. Actualmente se está finalizando un proyecto de Norma Técnica para adopción de cocinas a biomasa, que luego pasaría a sesiones de Comité para su revisión y aprobación. En esta norma se propone una encuesta y metodología sencillas para medir el estado de la adopción de las cocinas. Finalmente se encuentra también en proceso de elaboración, la norma técnica para medir la concentración de polución en interiores en condiciones controladas de laboratorio. Cabe resaltar que las normas técnicas se trabajan a nivel de grupos de trabajo por distintos representantes del sector que incluyen al gobierno, ONGs, cooperación internacional, la academia, empresa privada, etc.
A nivel de la Red, las coordinaciones para llevar a cabo las acciones priorizadas en el grupo de Monitoreo no han comenzado, pero desde Microsol, seguimos trabajando en la materia mejorando nuestras metodologías de cálculo de indicadores, actualizando nuestras encuestas y mejorando nuestras herramientas para el recojo y tratamiento de información. 

¿Cuáles serían los próximos pasos para lograr concretar las acciones priorizadas de la mesa?
En la mesa de trabajo se desarrollaron cinco acciones, de las cuales tres requieren de financiamiento, por lo que se debe ir pensando en formas de recaudación de fondos para ponerlas en marcha. Dentro de las acciones que no requieren de financiamiento, se encuentra la búsqueda de consenso en la definición de conceptos de monitoreo. Se propuso crear un comité específico representado por algunas instituciones de la Red con el fin de crear un documento con conceptos claves, de parámetros y variables, para su divulgación e iniciar un proceso de discusión. Se espera que todos los actores de la red se involucren y den su opinión al respecto.