¿Cómo funcionan las estufas ecológicas y por qué todos deberíamos tener una?

                            

Las estufas ecológicas son una realidad con gran potencial a la que muchos no hemos prestado atención. Se trata de un modelo de cocción amigable con el medio ambiente que ha empezado a implementarse desde hace décadas en poblaciones rurales de México y ha demostrado tener tantas ventajas, que eventualmente serán opciones energéticas ante el agotamiento de los combustibles fósiles.

Una estufa ecológica es un dispositivo eficiente, estético, y menos contaminante que las tecnologías tradicionales. Tiene tres partes fundamentales: una cámara de combustión, un comal y una chimenea donde se desplazan los gases contaminantes.

Las estufas ecológicas tienen muchos beneficios, como el uso de biomasa, permite un ahorro de hasta un 60% de leña en comparación con los fogones tradicionales y reducción de emisiones hasta en un 90%, por lo que produce mucho menos hollín que una estufa convencional.

Si te interesa conocer más sobre los beneficios de utilizar una estufa ecológica, da click aquí


Ergonatura: Una estufa ecológica que sirve para cocinar y generar energía

A medida que el cambio climático sigue causando estragos en todo el mundo, aparecen nuevas iniciativas para hacerle frente. Una de ellas se trata de la estufa Ergonatura, un producto amigable con el medio ambiente que, además de servir para cocinar, genera energía.

El emprendimiento surgió gracias a los recursos del Fondo Emprender del SENA, a través del cual los hermanos Nelson y Alexander Rojas pudieron darle vida a su iniciativa ecológica.

Actualmente, se está fabricando una versión mejorada de la Ergonatura. Esto generará energía para que funcione un televisor de 14 pulgadas, bombillos y tendrá una autonomía de seis a ocho horas para iluminar.

A la fecha han entregado más de 7.000 unidades de estufas a nivel nacional, con lo que han logrado reducir el riesgo de contaminación por inhalación de humo, especialmente en mujeres y niños, también consiguieron disminuir la explotación de los bosques pues su estufa consume hasta 70 por ciento menos leña en comparación con las hornillas tradicionales y a su vez disminuye cerca del 90 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono en el ambiente.

Si te interesa conocer más sobre esta innovadora estufa ecológica, da click aquí

Calidad de aire intramuros en el sector rural residencial

 


En la actualidad, las actividades cotidianas provocan que los individuos pasen aproximadamente 80% de su tiempo en espacios interiores. Por este motivo, la calidad del aire que en ellos se respire se vuelve de gran importancia para la salud humana. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la contaminación en espacios cerrados es un factor de riesgo que incluso puede provocar la muerte.


En México, entre 25 y 28 millones de personas cocinan con leña. El mayor uso de la leña se concentra en las zonas rurales y semi-urbanas, donde la leña es empleada para la cocción de alimentos y la calefacción del hogar.

Existe una preocupación global por tratar de cambiar el panorama poco alentador de toda la población vulnerable y buscar el acceso universal de tecnologías limpias. Por esta razón, la Organización de las Naciones Unidas (ONU) estableció en 2015 dentro del séptimo Objetivo de Desarrollo Sustentable, garantizar el acceso a una energía asequible, segura, sostenible y moderna para todos.

De igual forma, existe un gran interés por parte de los gobiernos de implementar programas sociales facilitando a la población dispositivos que emplean tecnologías emergentes que buscan hacer más eficiente el proceso de combustión para lograr la disminución de contaminantes al interior de las viviendas. Un ejemplo de esto son las estufas tipo plancha y los gasificadores, pero surge una pregunta importante, ¿Realmente estos dispositivos logran disminuir de manera significativa la contaminación intramuros?

El Instituto de Investigación en Ecosistemas y Sustentabilidad (IIES)–UNAM Campus Morelia y el Laboratorio de Innovación y Evaluación en Bioenergía (LINEB) han realizado diferentes investigaciones en los últimos años para dar respuesta a esa incógnita.

Actualmente a través de una tesis de licenciatura realizada por Mónica Arellano, se pretende evaluar ciclos de cocinado a tasas de ventilación bajas empleando combinación de dispositivos eficientes (estufa tipo plancha, gasificador y estufa de GLP) en la región rural residencial de Michoacán.

La calidad de aire intramuros durante los ciclos de cocinado se determina midiendo la cantidad de monóxido de carbono (CO) y material particulado PM2.5 presente durante el uso de los dispositivos. Las pruebas se realizan empleando dos métodos, óptico con un analizador de contaminantes en tiempo real y gravimétrico para la recolección de PM2.5 con filtros de teflón.

Así, este trabajo será la guía para conocer los ahorros energéticos y disminución de emisiones por el uso de nuevas tecnologías que involucran principios de gasificación, así como accesorios que utilizan el calor residual de estufas de biomasa. Finalmente, los resultados obtenidos serán claves para tomadores de decisiones como gobiernos o ONGs que implementan dispositivos para cocción a gran escala en zonas rurales.

Estufas en Imágenes

 


Estufas en Imágenes es un libro que ofrece un amplio espectro de información acerca del uso de energía en los hogares y la utilización de hornillos en África, Asia y América Latina. A la vez que subraya la estrecha relación existente entre la protección ambiental y la satisfacción de las necesidades de la población, da una idea general sobre la complejidad y diversidad de la demanda de energía de millones de familias en todo el mundo.

Este libro muestra la vinculación entre asuntos ambientales de índole global, como el cambio climático y la destrucción de los bosques, y la vida cotidiana de la gente.

Estufas en Imágenes se basa en experiencias realizadas en distintos lugares y parte de las formas de abastecimiento de energía habituales en los hogares. Presenta alternativas y ejemplos de estufas mejoradas que permiten reducir el consumo de leña, para combatir problemas como la contaminación intramuros y la deforestación.

En este contexto, la Comisión de la Unión Europea apoya la búsqueda de soluciones locales a los problemas ambientales globales, en la convicción de que tales enfoques van a contribuir a mejorar las condiciones de vida de la población en los países en desarrollo.

Evidentemente, para tener éxito, esta política tiene que basarse en la participación de la población y en las iniciativas locales. Para lograrla, hay que partir de un sólido conocimiento de las circunstancias locales. Estufas en Imágenes proporciona una visión general de los problemas de energía en los hogares de tres continentes, ayudando a entender mejor la diversidad y complejidad de dichas circunstancias.

El objetivo de este libro es hacernos tomar conciencia de la crisis energética en el Tercer Mundo y servir de inspiración a los lectores, planteándoles el desafío de continuar la búsqueda de soluciones creativas.

Te invitamos a descargarlo en formato PDF dando click aquí

¿Qué hemos aprendido del uso de biomasa para cocinar en los hogares de América Central?

En América Central, 20 millones de personas cocinan con biomasa en fogones abiertos o estufas rudimentarias. El número de personas en la región que usan biomasa para cocinar seguirá siendo significativo durante mucho tiempo debido a la alta incidencia de la pobreza y el acceso relativamente fácil a la leña en la región.

La oferta de soluciones de cocina limpia y eficiente para estas personas no es una cuestión relacionada solamente con la energía, sino también con la pobreza, la desigualdad de género, la salud pública, la sostenibilidad ambiental, el empleo local, el cambio climático y la agricultura.

Por este motivo el Banco Mundial en conjunto con el Programa de Asistencia para la Gestión del Sector de Energía (ESMAP, por sus siglas en inglés) llevaron a cabo un estudio cuyo objetivo es entender lo que está sucediendo en el terreno de las soluciones para tener una cocina limpia y eficiente con biomasa, así como los factores que han impedido una mayor penetración de las Estufas Mejoradas de Biomasa (EMB) dentro de la región.

En el estudio realizado se recomiendan medidas clave que podrían ayudar a la región a acelerar sus iniciativas actuales de difusión y promover un uso sostenido de las EMB, lo que constituye un primer paso para el acceso de todos los usuarios de leña a las EMB. Este informe va destinado a diferentes partes interesadas, como organismos del Gobierno, organizaciones regionales e internacionales.

Si te interesa conocer el informe completo sobre: ¿Qué hemos aprendido del uso de biomasa para cocinar en los hogares de América Central? Te invitamos a dar click aquí